Volver a la página principal
Número 12 - Diciembre 2017
Vida y obra de Hermine von Hug-Hellmuth,
precursora del psicoanálisis con niños (*)

Ariel Pernicone

Hermine Hug- Hellmuth representa en mi opinión, una referencia primera fundamental para ubicar  con precisión los orígenes de la práctica del psicoanálisis con niños.
Al investigar su historia me encontré con la sorpresa que el aporte escrito que había hecho era enorme y una antecedencia previa ineludible a las propuestas teóricas y técnicas que realizaron Melanie Klein y Anna Freud, quienes se formaron escuchando sus conferencias, leyendo sus trabajos y la tuvieron como telón de fondo en sus famosas controversias que ambas protagonizaron en Inglaterra.

Debo reconocer  que al avanzar en la investigación aún más en detalle  de su obra, me encontré con asombro, ante un hallazgo esta vez algo más personal. Llevo más de 20 años leyendo psicoanálisis con niños y jamás había leído ninguno de sus escritos. Por otra parte me sorprendió descubrir que no existe traducción alguna al castellano de sus trabajos.

Curiosa o enigmáticamente, toda la obra de HHH ha caído en el olvido o resulta casi inhallable y por tal motivo, mucho más aún su historia, una pieza biográfica valiosa de investigación.
Nacida en Viena en 1871, fallecida en 1924, la biografía de HHH es oscura y confusa. Al parecer fue uno de la serie de nombres que se ha intentado borrar o reprimir en la historia del psicoanálisis, quizás a causa de su trágico final  a pesar que Sigmund Freud mismo la había designado como la figura oficial para representar el psicoanálisis con niños antes de su hija Anna Freud.

Testimonio de esto es que ya a partir de 1912, en la Revista Imago, Zeitschrift für die Anwendung der Psychoanalyse auf die Geisteswissenschaften, al principio firmando como Dr. Hellmuth, comienzan  a aparecer sistemáticamente sus publicaciones como la primera autora de los artículos dedicados específicamente al psicoanálisis con niños. Además en 1913, fue la tercera mujer, después de Sabina Spielrein y Margarete Hilferding, en ser aceptada como miembro de la Sociedad Psicoanalítica de Viena.
Para quienes deseen investigar, puedo mencionar que su biografía, velada durante años, fue recién ampliamente conocida y relatada en detalle en el año 1988, por la historiadora suiza Angela Graf-Nold quien publicó su investigación en el  libro titulado : “ El caso Hermine Hug- Hellmuth. Una historia temprana del psicoanálisis infantil” (Graf-Nold, 1998).

Las causas de este oscurantismo con relación a sus trabajos parecen múltiples:

Por un lado, en primer lugar,  la propia HHH había escrito un testamento en el que había prohibido expresamente toda referencia a su vida y su obra tras su muerte.

Pero probablemente, la causa que más incidió en forma manifiesta fue la circunstancia en la que perdió su vida en la madrugada del 8 de septiembre de 1924, cuando fue estrangulada por su propio sobrino Rudolf  Hug, quien tenía por entonces 18 años y había sido criado y analizado por ella desde muy pequeño, y había sido una de las fuentes clínicas en muchas de sus publicaciones. Rudolf había ingresado a su casa para robarle y terminó matándola.

Su muerte en estas circunstancias desató un feroz debate en el interior de la Sociedad Psicoanalítica en torno al incipiente origen de un intento de aplicación del psicoanálisis al tratamiento de niños, convirtiéndose además en un argumento utilizado también por miembros disidentes en conflicto con Freud o bien por detractores del psicoanálisis en el tiempo en que comenzaba a cobrar mayor difusión.

Con respecto a la formación de HHH, me interesa señalar que recibió sus primeras enseñanzas escolares a través de su propia madre, quien falleció de tuberculosis cuando ella tenía apenas 12 años.  Siendo muy joven, Hermine se convirtió en institutriz, que era una típica profesión femenina de la época. Profesión ligada a la docencia, que ejerció durante muchos años hasta jubilarse y acercarse al psicoanálisis. Dato importante por la relación existente entre el psicoanálisis con niños y la pedagogía en sus orígenes.
En 1897 a los 26 años cursó en forma libre como oyente la carrera de medicina y a los 33 años, estudió filosofía en Praga.

En 1907 inicia su análisis, por espacio de tres años, con Isidoro Sadger, el médico de su familia,  miembro cercano del círculo freudiano y quien finalmente la contactaría con Sigmund Freud, en el tiempo en que había publicado el Caso Pequeño Hans en 1909 y se estaban debatiendo las nuevas perspectivas y aplicaciones posibles del psicoanálisis.

Su obra es realmente extensa y sin duda pionera en el campo de la práctica psicoanalítica con niños: El 29 de octubre de 1913 HHH presenta su primer trabajo en las reuniones de la Sociedad Psicoanalítica de Viena acerca de la obra de Stanley Hall. En esta reunión Freud  haría un aporte interesante sobre el juego en los niños con relación a lo pulsional (Nunberg, H. y Federn, 1983).

Unos pocos meses después, en febrero de 1914 HHH, bajo esta influencia, hablará allí mismo sobre los juegos infantiles, comenzando a abrir un tema en la técnica del psicoanálisis que sería un punto central en la obra de Melanie Klein, años más tarde.
A partir de entonces, y por espacio de más de 13 años, desde 1911 hasta 1924 HHH publicó una extensa obra vinculada a la práctica del psicoanálisis con niños, constituida por  tres libros y alrededor de 30 artículos y ensayos, siempre marcados por la influencia directa de Freud, quien al parecer mostró una gran estima y respeto por ella .

Algunos de sus títulos más importantes son:
1911 – Análisis de un sueño de un niño de cinco años y medio.
1912- Errores de escritura y de lectura.
1912- Errores de lenguaje en un pequeño escolar.
1913- Primeros recuerdos infantiles.
1914- Cartas de niños.
1912 -La audición coloreada.
1919- Diario de una joven adolescente de 11 a 14 años y medio.
(Este texto fue considerado “una pequeña joya” por Freud quien no escatimó elogios para este escrito, tal como lo testimonia una carta escrita el 20 de Abril de 1915.  “El diario de una joven” vendió 10000 ejemplares tan solo en la primera edición. Posteriormente Hermine se vería envuelta en una enorme polémica en torno a la veracidad de lo allí escrito).
Algunos de sus ensayos principales son:
 -Sobre la vida del alma infantil.
 -El tiempo del juego.
1920 - Sobre la técnica del análisis infantil.
 -La vida psíquica del niño. (170 paginas).

Respecto de la relación con Anna Freud y Melanie Klein podemos ubicar un momento interesante y significativo cuando en el año 1920  HHH  presentaría sus ideas acerca del juego y su técnica en el abordaje del psicoanálisis aplicado a los niños en el VI Congreso Internacional de psicoanálisis en La Haya (Holanda).

Allí estarían en primera fila escuchando Melanie Klein y Anna Freud. Anna conocía muy bien su obra, al ser participante directa del círculo freudiano.   Por su parte Melanie  ya la había escuchado en conferencias que Hermine había dictado en Berlin. Ambas estaban al tanto de sus aportes iniciales en el campo del trabajo con niños. Ni Melanie Klein ni Anna Freud reconocerían en sus respectivas publicaciones esta antecedencia, en medio de sus propias disputas por “apropiarse del NIÑO del psicoanálisis”.  El psicoanálisis con niños se politiza.

Melanie Klein haría una mención solamente en su famosa conferencia de 1927, cuando se celebró el Simposium sobre el análisis infantil, en torno a las controversias entre Melanie Klein y Anna Freud en Gran Bretaña, y lo hizo para señalar la falta de audacia de HHH al momento de analizar e interpretar a los niños y destacar en forma crítica el sesgo pedagógico en sus tratamientos,  realizando un tiro por elevación dirigido a Anna, e iniciando así una discusión que marcaría la práctica del psicoanálisis con niños hasta nuestro tiempo .

Para concluir, quiero remitir a una frase de Hermine Hugh- Hellmuth (pronunciada en el Congreso de La Haya y publicada en alguno de sus textos)  que define su posición en su práctica con niños, que  consideraba las  ideas del psicoanálisis  ensambladas con la cara pedagógica y moral en la técnica:

“El análisis educativo y terapéutico no debe contentarse con liberar a los niños de sus sufrimientos, también debe proveerles valores morales, estéticos y sociales”.

Un siempre filoso Emilio Rodrigué, en la única biografía latinoamericana de Freud (Rodrigué, 1997), conjetura que la vida y la muerte y la historia velada de Hugh-Hellmuth constituyen un síntoma del psicoanálisis. Por su lado, los autores del libro “Las mujeres de Freud”, Lisa Appignanesi y John Forrester, alegan que a partir de los escándalos que la rodearon en los tiempos incipientes del psicoanálisis con niños, nos ha quedado de ella apenas una caricatura.

Por mi parte propongo avanzar en la investigación sobre su obra, ubicar coordenadas histórico biográficas de los orígenes del psicoanálisis, su contexto, y  a partir de allí  seguir situando cómo se practica  el psicoanálisis con niños hoy.

     

Epílogo.

El cadáver de Hermine, fue encontrado sobre un sofá, amordazada y estrangulada desde la noche del 8 de septiembre de 1924, en su domicilio ubicado en el nº 10 de Lustkandlgasse en Viena. Isidoro Sadger indicó rápidamente a su sobrino Rudolf como el principal sospechoso, quien fue detenido al cabo de unas horas, cuando vagaba por la campiña, llevando consigo 2.600.000 coronas y un reloj de pulsera de oro de su tía.  Fue acusado de robo y asesinato y durante el proceso, que se inició el 3 de marzo de 1925, esgrimió como parte de su justificación, una acusación a Hermine de haber estado  interpretándole sus actos desde pequeño sobre la base de motivaciones sexuales reprimidas y utilizarlo en sus publicaciones. Todos estos detalles del proceso fueron publicados por la prensa vienesa, para escándalo de la comunidad psicoanalítica. Rudolf fue finalmente condenado a doce años de prisión, siendo obligado a permanecer en una celda oscura cada 8 de septiembre durante esos años, para que no olvidase la fecha del asesinato.  En septiembre de 1930 le concedieron la libertad transitoria. Tras salir de la cárcel se presentó ante Paul Federn quien ejercía por entonces la presidencia de la Asociación Psicoanalítica de Viena para solicitar una especie de indemnización por entender que había sido utilizado como material experimental para el trabajo de su tía en beneficio del psicoanálisis. Federn junto a Eduard Hitschmann le indicaron un tratamiento psicoanalítico derivándolo a Helene Deutsch. Rudolf nunca se presentó a sesión alguna, aunque anduvo tras ella por las calles de Viena persiguiéndola con su reclamo en forma constante, hasta el punto que su marido debió contratar un detective privado para protegerla. En 1933, Rudolf desapareció de Austria, sin que se volviera a tener noticias de él.

Bibliografía.

Graf-Nold, A. (1998) Der Fall Hermine Hug-Hellmuth. Eine Geschichte der frühen Kinder-Psychoanalyse. Munich-Vienne: Verlag Internationaler Psychoanalyse.
Nunberg, H. y Federn, E. (1983) Les premiers psychanalystes. Minutes de la Société Psychanalytique de Vienne, IV. Paris: Gallimard.
Klein, M. (1987) El psicoanálisis del niño. En Obras Completas, 2. Barcelona: Paidós,
Freud, S. (1979) Carta a la doctora Hermine Hug-Hellmuth. En Obras Completas, XIV. Buenos Aires: Amorrortu, 1979.
Rodrigué, E. (1997) Sigmund Freud. El siglo del psicoanálisis. Buenos Aires. Editorial Sudamericana.
Appignanesi, L. y Forrester, J. (1996) Las mujeres de Freud. Buenos Aires: Planeta.
Hermine Hug-Hellmuth, geniuna pionera del psicoanálisis del niño. Reyes Vallejo Orellana.

*Nota del autor: La indagación acerca de la historia de Hermine Hugh Hellmuth fue realizada en el marco del grupo de investigación del año 2016: “Infancia. Algunas historias: ingleses, franceses y argentinos. Freud- Lacan”. Coordinado por Mirtha Benítez, en Freudiana, institución de psicoanálisis, y  presentado en la Jornada anual  “Porqué Freud no es Lacan. El psicoanálisis como práctica del lenguaje” año 2016, de dicha institución.

ESCRITOS DE HERMINE von HUGH HELLMUTH-
Link 1 : Imago. Zeitschrift für Anwendung der Psychoanalyse auf die Geisteswissenschaften. N* IV. 1915
Link 2 : A Study of the mental life of the child..

 

 

Volver al sumario de Fort-Da 11

Volver a la página principal PsicoMundo - La red psi en internet